Certificado de Instalación Eléctrica (CIE)

El Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) es el documento que le garantiza a la compañía de suministro eléctrico que la casa, edificio o industria se encuentra en óptimas condiciones para ser beneficiario del servicio eléctrico. Es totalmente imprescindible para la adquisición del servicio.

El CIE lo debe emitir un electricista autorizado por el Ministerio de Energía. El electricista debe hacer una labor de inspección, en la instalación que solicita el suministro de energía eléctrica, para certificar que la estructura cuente con las condiciones necesarias para adquirir el servicio eléctrico.

Período de vigencia del Certificado de Instalación Eléctrica

Cada estructura debe contar con un CIE actualizado, sí quiere seguir siendo beneficiado del servicio eléctrico. El período de vigencia del Certificado de Instalación Eléctrica es de 20 años, transcurrido este lapso de tiempo, se debe solicitar una nueva inspección, de no hacerlo, es posible que en un cerrar y abrir de ojos, se quede sin luz.

Cabe destacar que, es necesario un CIE nuevo en los siguientes escenarios:

  • Compra de una casa totalmente nueva: Como es una nueva estructura, las compañías de suministro eléctrico, no tienen absolutamente nada registrado de la instalación, es por eso que en el momento en que adquieres una propiedad que esta nueva, debes solicitar una auditoría para luego contratar el servicio eléctrico.
  • Contratación de más potencia eléctrica: En el momento en que decides aumentar la potencia eléctrica contratada, deberás solicitar la inspección de un electricista autorizado, que se encargará de realizar un auditoría a la estructura para ver si es capaz de soportar la potencia que solicitas.
  • Incumplimiento de pago: En el momento en que la compañía decide cortar la luz por impago, cuentas con dos meses para pagar el último aviso de corte, transcurrido este lapso de tiempo, sí no has realizado los pagos correspondientes, la compañía que suministra electricidad a la casa, dará de baja el suministro eléctrico y para poder restablecerlo necesitarás de un nuevo CIE.

Información que debe tener un Certificado de Instalación Eléctrica:

Aunque cada compañía de suministro eléctrico emite un CIE de modelo diferente, debe aportar los mismos datos, los cuales son:

  • Potencia contratada y máxima soportable: Esta sección del CIE, informa la cantidad de potencia que habéis contratado en kilovatios y la capacidad que tiene el cableado del sistema eléctrico. Un ejemplo mientras más potencia, mayor debe ser el grosor de los alambres del cableado.
  • Esquema y plano de los elementos eléctricos: Consiste en dar información detallada de toda la red eléctrica de la estructura, es decir, donde se encuentra el tablero eléctrico, cuantos enchufes tiene la red, como están distribuidos estos enchufes, cuantos interruptores hay, entre otros.
  • Características de seguridad de la red: Esta parte del documento indica las condiciones en la que se encuentra la red, si hay o no interruptores protectores de sobrecarga y cortocircuito, sí cuenta o no con un buen aislamiento de conductores, sí funciona o no la puesta a tierra y muchos otros detalles.

Precio y tiempo de adquisición del Certificado de Instalación Eléctrica

El precio de adquisición del CIE no está fijado, depende completamente de la inspección realizada y de la mano de obra del electricista autorizado, sin embargo el costo de adquisición oscila en un mínimo de 80 euros y un máximo de 300 euros, la media sería de unos 190 euros.

En cuanto al tiempo que se necesita para adquirir el CIE, también es indeterminado en el peor de los casos, es decir, sí tenéis todo a favor máximo en cinco días ya tendrías el certificado, sino se tendrá que esperar a una nueva auditoría por lo que se puede prolongar la adquisición de este importante documento.

Cómo ahorrar electricidad con el calentador eléctrico

Obviamente no es un pecado utilizar el calentador eléctrico nuestro hogar, especialmente en estas épocas del año en las cuales el agua en las tuberías estará más fría que nunca. El problema con el uso constante de este aparato es la elevada cantidad de energía que requiere por lo que al observar la factura de luz al final de mes podemos llevarnos una algo desagradable sorpresa.

Por tal razón nos hemos decidido a redactar este texto con algunos consejos muy útiles para que todo aquel que lo lea pueda ahorrar un poco y aun así seguir usando su calentador. Es importante recordar que la correcta aplicación de estos consejos significara un ahorro de al  menos unos setenta euros.

Ahorrar con el calentador eléctrico, ¿Cómo hacerlo?

Existen un conjunto de formas que pueden ayudarnos a reducir el uso del calentador, todas estas técnicas son confiables y si las pone en práctica podrá seguir disfrutando del agua caliente sin gastar tanto. Por ejemplo, una opción es empezar a optar por las duchas en lugar de los baños con tina, un baño en una tina gasta mucha más agua de la que gasta una simple ducha, por eso si convierte su baño en una ducha, podrá gozar del agua caliente y limpiarse pero sin tener que usar tanta agua y energía.

Esta es una técnica que aunque obvia, muchas veces no le pasa por la mente a las personas, podrá parecer un gran sacrificio, pero con el tiempo su bolsillo se lo agradecerá con intereses. Otros métodos comunes suelen ser:

  • Envolver el calentador en material aislante para que mantenga su temperatura ambiente y a pesar del frio del exterior, disminuyendo el trabajo que tiene que realizar y la energía que va a usar.
  • Bajar la temperatura del dispositivo.
  • Poner el calentador dentro del baño, de esta manera se mantendrá caliente y no tendrá que recurrir al material térmico para que no lo afecten las temperaturas externas.
  • Hacer que el calentador sea automático: es decir, instalar un calentador que se apague al alcanzar cierta temperatura.

Electricistas especializados en calentadores eléctricos

Es muy importante recordar que no cualquier electricista está lo suficientemente apto como para trabajar con un calentador eléctrico, estos aparatos necesitan ser tratados por expertos que tengan una amplia experiencia en el manejo de los mismos. Por suerte para usted aquí contamos con el mejor grupo de trabajadores en el área eléctrica, cada uno de ellos posee un sinfín de habilidades y experiencias para distintas áreas, incluyendo calentadores eléctricos.

No confié en esos electricistas de segunda que le aseguran que  su aparato necesita cientos de euros en reparaciones mejor llame a nuestros profesionales y podremos decirle con seguridad cual es el problema de su calentador. Somos una empresa responsable y honesta con una larga data de clientes satisfechos, llame ahora y le garantizamos un trabajo efectivo, duradero y sobretodo barato.

 

¿Cómo podréis prevenir una sobretensión eléctrica?

Una sobretensión eléctrica es muy difícil de controlar, cuando se produce, ya que lo hace de forma inesperada. Sin embargo, una manera de prevenirla es instalando unos protectores para sobretensiones.

Actualmente, una sobretensión eléctrica tiene gran importancia, ya que esta puede dañar desde un simple electrodoméstico hasta toda una red eléctrica de una fábrica, por ejemplo. Pero… ¿Por qué se producen?

Una sobretensión eléctrica puede estar causada por fenómenos meteorológicos, o por un voltaje muy elevado que es imposible de soportar por la instalación eléctrica.

Protección contra una sobretensión eléctrica transitoria

Este tipo de protección es útil para los artefactos electrónicos como las lavadoras, que poseen regulación de velocidad, los televisores y los ordenadores. Además, protege las redes eléctricas contra los rayos y contra las descargas por conmutación.

Protección contra una sobretensión eléctrica permanente

En este caso, la protección va dirigida para aquellas sobretensiones que duran mucho tiempo. La ventaja que posee es que cuando se utiliza, se dispara únicamente un interruptor, por lo que la intensidad de electricidad que circula es poca. Además, esta desaparece cuando se desconecta.

Protección contra una sobretensión eléctrica combinada

Si queréis proteger adecuadamente vuestra instalación eléctrica, es necesario instalar una protección contra sobretensiones combinadas, que mezcla la protección contra las sobretensiones transitorias y contras las permanentes.

¿Cómo se instala un protector contra sobretensiones?

Debéis saber que instalar un protector contra sobretensiones tiene un alto nivel de dificultad, por lo que, si no estáis especializado en el mundo eléctrico, no os recomendamos que lo practiquéis en casa. Es mejor que contactéis a una empresa de profesionales confiables y de alta calidad, para garantizar los mejores resultados y seguridad.

¿Qué marca de protectores podéis escoger?

El único defecto que poseen los protectores contra sobretensiones eléctricas, es que su calidad no se puede medir a menos que ocurra un inconveniente relacionado a su función. Por ese motivo, nosotros os recomendamos que compréis marcas de buena calidad, para que así tengáis la garantía de que podéis estar seguro. Recordad que lo barato, sale caro.